Noviembre de 2012. Procesionaria del Pino

jueves 8 de noviembre, 2012

Procesionaria del Pino

Nombre Común:   Procesionaria de los Pinos
Nombre Científico:   Thaumetopoea pytiocampa
Familia:    Thaumetopoeidae
Orden:    Lepidoptera

 

Descripción

La Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) debe su nombre a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión. Se trata de un lepidóptero típicamente mediterráneo, el cual se distribuye por España, Portugal, Francia, Italia, zonas costeras de Grecia, Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos, y en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria.

Especies afectadas

Este lepidóptero es un defoliador que constituye la plaga más importante de los pinares mediterráneos, atacando también, aunque de forma menos habitual a cedros y abetos. En España puede localizarse por toda la Península y Baleares. Todas las especies de pinos pueden verse afectadas, pero las especies más afectadas son el pino laricio (Pinus nigra), el pino canario (Pinus canariensis) y el pino silvestre (Pinus sylvestris).

Ciclo de vida

Las mariposas de las procesionarias aparecen en verano, su vida es muy corta, entre uno o dos días como mucho. Nacen por el día y se aparean al atardecer de ese mismo día, después las hembras ponen los huevos en las acículas del pino formando un cilindro de color pajizo.

Pasados 3 o 4 días a la puesta aparecen las primeras orugas, este período está comprendido entre junio y septiembre dependiendo de las condiciones climáticas de la región. Las orugas tejen bolsones de seda donde viven en comunidad. Suelen tejer varios bolsones a lo largo de su desarrollo buscando los lugares más soleados que le permitan pasar el invierno.

Suelen tener una alimentación nocturna, saliendo de sus bolsas durante un breve período de tiempo, excepto en noches muy frías que aprovechan el día para salir a alimentarse. En el transcurso del otoño e invierno las larvas van creciendo mientras se alimentan de las acículas de los pinos, realizando 4 mudas que van a marcar sus 5 estadios.

A partir de su segunda muda comienza su tercer estadio larvario en el que se forman los dardos urticantes, que pueden causar serias alergias en humanos y urticarias.

A partir de febrero, completa su fase larvaria (5º estadio). Es en este momento cuando bajan de los pinos en procesión para buscar un lugar adecuado donde enterrarse. Guía la procesión una hembra que lanza un hilo de seda por el que se guía la procesión. Encontrado el terreno óptimo las orugas se entierran y crisalidan dentro de un capullo.

De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo ciclo.

Daños que producen

  • Daños en la masa vegetal:
    • la oruga de Thaumetopoea pytiocampa se alimenta de la acícula de pino llegando en ocasiones graves a producir la defoliación total de los árboles.
    • Las heridas que producen durante su alimentación pueden ser vía para que se produzcan otras infectaciones o infestaciones.
  • Urticarias:
    • La entrada en contacto con los pelos urticantes de las orugas pueden producir irritaciones muy importantes en la piel.
  • Alergias:
    • Se han detectado alergias causadas por este lepidóptero.

  

Métodos de actuación

Existen numerosos métodos de control que aplicados de forma adecuada pueden reducir las poblaciones de procesionaria y mantenerlas en bajos niveles de infestación. No obstante, hay que tener en cuenta que ciertas condiciones ambientales favorables al desarrollo de la plaga no pueden ser modificadas, pudiendo producirse reinfestaciones y que la elección del método deberá realizarse de forma que se ocasiones el menor impacto posible sobre el medio. Entre dichos métodos cabe mencionar los siguientes:

  1. Destrucción de los bolsones. Puede llevarse a cabo por medios físicos o químicos. Entre los primeros se encuentran el corte y posterior aplastamiento o quema. Estas operaciones no deben comenzarse hasta que los bolsones estén bien formados, lo que nos traslada en las zonas cálidas a la primera quincena de diciembre y en las zonas más frías a mediados de noviembre.
  2. Empleo de trampas de feromonas. La síntesis de la feromona sexual de la hembra de procesionaria, “pityolure” ha permitido la puesta a punto de trampas para la captura masiva de machos, manteniendo bajos niveles de la población del insecto. Dichas trampas se distribuyen por las zonas de vuelo de los machos, que son, fundamentalmente, los bordes de la masa forestal y los claros a lo largo de cortafuegos y en zonas de pinar poco espeso, a razón aproximadamente de una trampa por hectárea. Este método es adecuado para bajos niveles de infestación y pinares alejados de otros con altos niveles.

Las trampas deben estar colocadas al comienzo del periodo de vuelo, que se puede determinar colocando alguna trampa “vigía” en zonas de fácil acceso del monte en fechas anteriores a las que se calcule para el inicio del citado periodo.

  1. Nebulización y pulverización. El empleo de cañones a bajo o ultra bajo volumen es muy apropiado para combatir las peligrosas urticarias y alergias en pequeñas áreas recreativas, parques, jardines, zonas de acceso, etc.
  2. Tratamientos químicos masivos. Se realizan con inhibidores del crecimiento o con insecticidas microbiológicos, aplicados a ultra bajo volumen.
  3. Fomento de depredadores naturales. Los depredadores más efectivos de la Procesionaria del pino son los carboneros y los herrerillos, dos aves insectívoras especialmente voraces con estas orugas. 
Subir
Marketing Online nlocal